Gilberto Bosques

Las evocaciones requeridas nº 34, Evocaciones requeridas de Gilberto Bosques, con Héctor Zarauz y Joaquín Urquidi, presentados por Ismael Carvallo.
 

Es divisa común y triste escuchar a muchos mexicanos de nuestros días decir que en México es ya prácticamente imposible vivir. Y más triste es aún estar obligado a corroborar, en honor a la verdad, que en muchas partes del país es en efecto insoportable ya la circunstancia de tantos y tantos compatriotas cuyos horizontes de vida son cada vez más cortos o sombríos. Pero no ha sido ésta la constante para México, pues hubo épocas en las que, metafórica y literalmente, México era y fue un verdadero paraíso para multiplicidad de exiliados que estuvieron obligados a dejar sus tierras por razones de orden ideológico-político.

Este es el contexto en donde se sitúa nuestro personaje evocado: Gilberto Bosques, verdadero héroe de generaciones de hombres y mujeres que, fundamentalmente en tiempos de la segunda guerra mundial, tuvieron como única salida la de venir a construir o reconstruir por entero sus vidas en tierras mexicanas. La altura de Bosques es la misma que la de los grandes de su tiempo. Se trata, como muy bien dice el profesor Katz, de una de las más luminosas y dignas encarnaciones radicales tanto de la revolución mexicana como del nacionalismo revolucionario cardenista.

Ni qué decir tiene que, por cuanto a lo que a nosotros respecta, Gilberto Bosques es de esas pocas figuras de la historia por las que vale la pena seguir luchando para conseguir que México vuelva a ser un lugar digno para vivir en él, al tiempo de que recobre su estatura y prestigio mundial. Gilberto Bosques es, en breve y en definitiva, un verdadero orgullo nacional.


Plaza de armaslas evocaciones requeridas   el debate   intervienen

Imprima esta página Avise a un amigo de esta página