De América soy hijo (I)

El debate nº 113, con Ismael Carvallo.
 

Es de sobra conocido que, además de haber quedado para la historia como fecha emblemática por lo ocurrido en 2001 en Nueva York, el 11 de Septiembre es también, y desde antes, fecha emblemática para todos los americanos -o más bien hispanoamericanos- en virtud de que fue ese el día, cuando corría el año de 1973, cuando tuvo lugar la consumación táctica del golpe de Estado contra el gobierno de Unidad Popular de Salvador Allende en Chile. Y es así que, en la recordación de fecha tan importante (tanto por la magnitud de lo acontecido como por los errores cometidos), hemos querido reservar en Plaza de Armas tres programas especiales para la transmisión de un documental de gran interés y relevancia: se trata del material que Santiago Álvarez, figura fundamental del cine y del documentalismo en Cuba, recogió durante la visita que Fidel Castro hizo a Chile a fines de 1971, en el intento de hacer de su presencia factor de aglutinamiento y cohesión al interior de la plataforma de Unidad Popular encabezada por el presidente Allende. Al margen de que se haya logrado o no tal propósito político, lo cierto es que, fuera del bloque de la UP allendista, la de Castro terminó por ser quizá un movimiento tácticamente errático pues, sin perjuicio de lo logrado dentro de las fuerzas de izquierda, agudizó las tensiones en el sistema político entero de Chile, acelerando la secuencia de decisiones de la estrategia que tuvo como objetivo fundamental el derrocamiento definitivo del gobierno de Allende.

El material no tiene desperdicio, y se titula De América soy hijo y a ella me debo. Por su extensión, el documental ha sido dividido en tres bloques, siendo éste el primero. Agradecemos la autorización que gentilmente nos ha concedido para los efectos Zafra Video, distribuidora legal del material en cuestión (www.zafravodeo.com).


Plaza de armaslas evocaciones requeridas   el debate   intervienen

Imprima esta página Avise a un amigo de esta página